Búsqueda

Miércoles, Junio 23, 2021

Ustedes nos están fallando, pero los jóvenes estamos

empezando a entender su traición. Los ojos de

todas las generaciones futuras están sobre ustedes y, si

eligen fallarnos, yo digo que nunca los perdonaremos. No

dejaremos que se salgan con la suya en esto.

Greta Thunberg

 

Dos de las tendencias del género cinematográfico documental en la actualidad, se cumplen a cabalidad en la pieza Yo soy Greta Thunberg (Grossman, N, Suecia, 2020): la primera, es recuperar a un personaje visual con sentido humano y contextualmente documentado con imágenes familiares de su infancia, escolares, en asambleas, en huelgas y marchas en la calle, en el hogar, en su actividad política, etc. La segunda tendencia es captar por medio de un seguimiento puntual,  la intimidad del personaje: sus estados de ánimo, sus momentos de creación y desesperación, sus obscuridades y su luz. Se trata de una documental de magnífica manufactura y cuidado. Es, sin lugar a duda, un filme de cine ambiental, que nos implica completamente.

La historia que cuenta es la de esta activista ambiental estudiante del último año de secundaria durante el transcurso de sus 15 y 16 años cuando, en solitario, se planta frente al parlamento sueco poco antes de una elección y reclama que no se esté haciendo lo suficiente en el tema de cambio climático. Observamos que pasa desapercibida para la mayoría de las personas: sentada en el suelo con un cartón realizado por ella misma. Alguna mujer se detiene e intenta intercambiar ideas con la niña/adolescente Greta, tratando de persuadirla de que ese no es el camino.

Después veremos una progresión impresionante de sucesos al ser invitada por la Organización de Naciones Unidas para que hable en nombre de los niños y jóvenes en una reunión europea sobre el cambio climático. Después de hacerlo, es invitada a distintos países ( Bélgica, Francia, el Reino Unido, etc.) por actores de la sociedad civil o por gobiernos. Sus discursos son claros, breves y contundentes teniendo un impacto político que se materializa en Los viernes por el futuro: jóvenes contra el cambio climático. El movimiento empieza a crecer en muchas ciudades del mundo en el 2019.

Ese trayecto de está joven activista no es sencillo o fácil : Greta Thunberg, tiene – dice no padecer- síndrome de Asperger un trastorno del desarrollo psicológico debidos a anormalidades en el funcionamiento y el desarrollo del cerebro. Es considerado una forma de autismo leve y quien lo tiene puede tener trastornos de socialización, comunicación y conducta, aunque la inteligencia puede ser normal o por encima de lo normal [i]. Greta relata cómo ha enfrentado burlas y marginaciones desde pequeña, refugiándose en sus mascotas y en una vida familiar que la cobija.

Pero ese es el menor de los problemas que ha enfrentado Greta Thunberg: con su popularidad se vuelve una amenaza planetaria que se combate con mentiras, difamaciones y amenazas ( incluso de muerte) no sólo a ella sino a los argumentos con los que sostiene el peligro del cambio climático. Estas descalificaciones van desde el cada vez menos creído que no existe tal cambio climático en la crisis de civilización, hasta críticas a su edad, condición social y psicológica.

Lo anterior dado que Greta siempre puntualiza la incapacidad de los gobiernos para cumplir los acuerdos vinculantes de la Reunión de Paris (2015), sobre la reducción de Gases de Efecto Invernadero.

La curva dramática del documental está cifrada en el punto culminante de la Cumbre Climática sobre Cambio Climático llevada a cabo en septiembre de 2019 en Nueva York, en la sede de las Naciones Unidas. Para llegar ahí- tratando de ser consecuente- Greta cruza el Océano Atlántico en un pequeño velero y muchos días de navegación. En medio de la mar, agotada, confiesa que quisiera tener una vida normal y cotidiana, pero también afirma que no tiene tiempo para eso. En la Cumbre sostiene:

                    Todo esto está mal. Yo no debería de estar aquí, debería de estar en                la escuela del otro lado del océano. Sin embargo, ¿vienen a mí en                busca de esperanza? ¡Cómo se atreven! Ustedes se han robado                               mis sueños y mi niñez con sus palabras vacías. Y, sin embargo,                          yo soy una de las afortunadas. La gente está sufriendo, la gente                      está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos                           en el inicio de una extinción masiva y lo único de lo que ustedes                              pueden hablar es de dinero y de cuentos de hadas sobre crecimiento               económico eterno. ¡Cómo se atreven!

Greta Thunberg representa muchas cosas simultáneamente: una juventud cansada de protocolos y reuniones internacionales incapaces de aterrizar acciones concretas; un mensaje hacia la inclusión; lo desafiante de un potente discurso internacionalista a favor de todos; el apoyo- con frecuencia tergiversado- de una familia; la persistencia de una idea que contagia; las nuevas identidades y militancias de los movimientos ambientales, los liderazgos de los que está urgida la sociedad actual, etc.

Sin embargo, algo que fue significativo de un movimiento paralelo, también antes de la pandemia en el año 2019, el feminista, fue la ausencia de cabezas visibles y eso lo hizo más fuerte, menos vulnerable. La adolescente Thunberg, tiene un largo trecho, sobre todo formativo, en su vida. Seguir caminando para consolidarse como un actor de dimensiones socioambientales planetarias. Y la sociedad en su conjunto deberá introyectar, madurar y proyectar la necesidad de la sustentabilidad del desarrollo como bandera de esta generación con o sin líderes visibles y voluntaristas. En esta época ya no tenemos opción, y en eso, estamos de acuerdo con la precoz sueca.

 

[i] Sociedad Española de Psiquiatría http://www.sepsiq.org/file/Royal/12-AUTISMO%20Y%20S%C3%8DNDROME%20DE%20ASPERGER(1).pdf

 

Sacapuntas

Irene Vallejo
Verónica Garduño G.

El timbre de las 8

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández

Tema del mes

Mentes Peligrosas

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández

Decisiones

Carlos Tello Díaz
José de Jesús González Almaguer y Norma Olivia Matus Hernández

Sentido Común

Hernán Sorhuet Gelós

Mirador del Norte

G. Arturo Limón D
G. Arturo Limón D
G. Arturo Limón D
G. Arturo Limón D
G. Arturo Limón D

Sala de maestros

Maestros en la Historia

Tarea

Juan García Ponce
Melody A. Guillén
“pálido.deluz”, año 10, número 129, "Número 129. Usos múltiples de la comunicación y de la enseñanza de lengua (Junio 2021)", es una publicación mensual digital editada por Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández,calle Nextitla 32, Col. Popotla, Delegación Miguel Hidalgo, Ciudad de México, C.P. 11420, Tel. (55) 5341-1097, https://palido.deluz.com.mx/ Editor responsable Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández. ISSN 2594-0597. Responsables de la última actualización de éste número Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán y Armando Meixueiro Hernández, calle Nextitla 32, Col. Popotla, Delegación Miguel Hidalgo, CDMX, C.P. 11420, fecha de la última modificación agosto 2020
Cuadro de Honor

Cuadro de Honor

Videoteca

Videoteca

Sitio creado por graficamental.com